Clase 2. Modo I - Música Litúrgica

Vaya al Contenido
Clase 2
Modo I

En esta clase aprenderemos:

El modo I gregoriano.
Reflexionaremos sobre lo que es la "Cantilación".
Aprenderemos lo que es una "Formula Salmódica".
Conoceremos lo que es el "Ethos". Especificamente el referente al modo I.

Definiciones:

Cantilación: La cantilación de la Palabra de Dios es la solemnización de la proclamación de esta Palabra (Lucien Deiss).

 
La cantilación designa un estilo en el cual la palabra tiene preponderancia sobre la música, pero en el cual esta última, juega un papel de regulador y de revestimiento solemne. Es una especie de declamación a mitad del camino entre el decir y el cantar que tiene por objeto no adornar el texto, sino amplificar la palabra. (Dom Daniel Saulnier).

Fórmula Salmódica: Son esquemas melódicos con los que se cantan os salmos, constan de 5 partes a saber:

1.    Entonación
 
2.    Tenor
 
3.    Cadencia media
 
4.    Cadencia final
 
5.    Flexa

Ethos: Los elementos de la música ejercen efectos sobre la parte fisiológica, emocional, espiritual, sobre la fuerza de la voluntad del hombre, y por eso a cada modo o escala se le estableció un ethos determinado.

Ethos del modo 1: Encontramos en varios autores que es alegre. Para Fulda se presta a todo sentimiento (ómnibus est primus). Nassarre además de alegría le da sentimiento de gravedad, lo mismo que Guido.

Mira la exposición de los temas en el siguiente video:
Puedes ir siguiendo algunos de los temas con la siguiente presentación:
Materiales:
Te dejamos los materiales en PDF, pueden descargarse sin restricción.

¿Como descargar los documentos PDF?

Sigue estos tres pasos:

  1. En el documento PDF en la parte superior derecha da clik en el icono ventana emergente:
  2. Da clik en la parte superior derecha en el icono abrir original:
  3. Da clik en la parte superior derecha en el icono descargar:
Ejemplo de adaptación del Modo I a diferentes Salmos:
1
reseña
Gerardo Samuel
05 Oct 2021
El primer modo eclesiástico del octoecos gregoriano de Bas y Jeanneteau, ciertamente es un modo grave que denota alegría, pero ante todo, su melodía presenta un aire solemne, reflexivo y maduro que nos invita al dialogo con Dios. Por lo que puede usarse para cualquier celebración del año, pero sobre todo en solemnidades, como por ejemplo en Pascua o en las fiestas de los santos.
Arquidiócesis de Tlalnepantla
Regreso al contenido